HORARIO DE LA FEDERACIÓN: Por las tardes, pedir cita por teléfono o por e-mail: presidente@fttaekwondo.es

sábado, 4 de enero de 2014

CONTRA LA CAMPAÑA DE DIFAMACIÓN QUE PADECEMOS



Circular nº 1 de 4 de enero


Aunque no resulte agradable esta labor, una vez más hemos de denunciar a los cobardes que escondiéndose en el anonimato y en su desaforada búsqueda de alcanzar algún cargo federativo que por lo visto necesitan como el aire que respiran, no dudan en perjudicar al Taekwondo canario que los soporta con total estoicismo.

En esta ocasión han aprovechado el problema surgido con el seguro de accidentes deportivos, pero lo mismo les da este que cualquier otro acontecimiento que consideren que les vale como arma arrojadiza contra los actuales dirigentes federativos, sin tener el más mínimo escrúpulo en dañar de paso a este noble deporte en el que precisamente por eso, por su honorabilidad y nobleza, no deberían de tener cabida personajes como estos. De ahí mis continuas quejas a todos los que una y otra vez se hacen eco de las "lindezas" que estos "valientes" anónimos difunden  a diestro y siniestro cada vez que tienen ocasión, pues el problema no es este grupo de indeseables, sino todos los que les prestan atención, unas veces por puro egoísmo como ocurrió por ejemplo con el asunto de los cursos de entrenadores, otras suponemos que por el mero interés en el chismorreo.

Sin embargo, esta gente que no por anónima es menos conocida por todos, lo único que merece es el más absoluto desprecio y la condena al ostracismo. Han dañado, dañan y seguirán dañando al Taekwondo si se continúa dando pábulo a sus bulos. No puede haber ni la más mínima confluencia de intereses con personas así, porque a la larga esos supuestos intereses comunes se volverán en nuestra contra.

A continuación analizaremos gustosamente una de las publicaciones que a instancias de estos personajes se han hecho en los medios de esta isla y que han colmado el vaso de nuestra paciencia hasta el punto de llevarnos a romper nuestro habitual silencio.

Comienzan diciendo estos desinformadores lo siguiente:

La Federación Canaria de Taekwondo ha informado, mediante un urgente y escueto comunicado, a sus afiliados que a partir del día 1 de enero de 2014 no cuentan con cobertura sanitaria. La noticia, que ya era conocida por la Federación desde el 19 de diciembre, ha cogido totalmente por sorpresa a clubes y deportistas. En dicho comunicado, la Regional recomienda que hagan uso de la seguridad social hasta disponer de una nueva póliza de seguros. Por su parte, la Delegación Tinerfeña, en circular oficial, sugiere a clubes y deportistas que valoren la posibilidad del cese de su actividad durante los días que no exista cobertura médica federativa.

Teniendo en cuenta que su extensa nota informativa se difundió a los medios de comunicación el 31 de diciembre y ese mismo día la Delegación informó en una Circular que el problema estaba resuelto, no nos cabe la menor duda de la intención torticera de los autores del panfleto. No cabría la más mínima objeción a una información que dijera lo mismo, pero aclarara que las precauciones sugeridas resultaron innecesarias al quedar resuelto el problema a tiempo. Pero eso dista mucho de emborronar la imagen de nuestro Taekwondo, que es su objetivo principal, así que han preferido obviar lo que no les interesaba que trascendiera a la opinión pública, dejando en cambio lo que les interesaba mantener. En este punto hacemos una reflexión sobre cómo alguien que dice defender el Taekwondo puede dedicarse en cambio a ensuciar su imagen con argumentos que por incompletos o sesgados son falsos. ¿Cuáles son sus intereses que no tienen el más mínimo reparo en airear medias verdades para perjuicio de todos?

Continúan diciendo lo siguiente:

Tanto la recomendación de que acudan a la seguridad social, como la propuesta de que dejen de practicar y entrenar hasta nuevo aviso, suponen un desgaste añadido a la maltrecha familia del taekwondo canario que se ve obligada a pagar la licencia más cara de España (57 euros) y sin apenas recibir nada a cambio, ya que en la actualidad son los padres y clubes los que costean los desplazamientos a los Campeonatos de España. La Federación sólo se limita a organizar el mínimo de torneos clasificatorios, dejando a un lado la promoción deportiva. La presunta falta de vigilancia del ente federativo sobre la manera de proceder de la Correduría de Seguros Brimaral (entidad responsable del contrato con la Aseguradora Previsora General) ha dejado fuera de juego a los afiliados, quienes han visto sus derechos mermados al perder la cobertura sanitaria que adquirieron cuando pagaron su licencia federativa, la más cara del taekwondo español.

La verdad es que esta familia del Taekwondo a la que indudablemente estos personajes son indignos de pertenecer, puede considerarse igual de maltrecha que el resto de la sociedad en este país. Somos víctimas de las mismas estrecheces y dado que dependemos sobre todo de la Administración que padece los mayores recortes que esta crisis ha provocado, sin duda lo somos en gran medida. Pero con eso y con todo subsistimos y lo hacemos además siendo conscientes de la problemática social, manteniendo por tanto las cuotas por licencias desde 2011 inalteradas, como en el caso de la licencia adulta de 57 €,  o incluso yendo más allá y  pasando de los 52 € que para una licencia infantil se establecía como cuota en los tiempos que estos difamadores añoran, a instaurar a partir de 2012 una licencia de promoción deportiva de 35 € y otra para infantiles de 45 €. Pero claro, eso hay que obviarlo en una información como la que estos individuos pretenden difundir, pues su ánimo dista mucho de buscar el menor indicio de veracidad y sí en cambio la difamación y el infundio.

En cuanto a la supuesta culpa in vigilando (que es como se denomina en términos jurídicos), ¿de qué vigilancia hablan estos sujetos? En la Circular del 29 de diciembre que esta Delegación hizo pública ya se anunciaba una pronta resolución del problema y se explicaba exhaustivamente cómo se produjo el mismo. Se decía claramente que no existió ni un sólo caso de accidente deportivo que no fuera atendido sin el menor contratiempo porque los gestores de BRIMARAL hacían frente a los gastos que estas atenciones médicas generaban con el dinero de nuestras cuotas. ¿Cómo iba a existir la más mínima sospecha de que existiera un problema con el seguro de accidentes deportivos si ha estado funcionando sin la más mínima incidencia? Seguramente estos visionarios tendrán algún método a base de bolas de cristal o algo así que les permita conocer más allá de lo que nos está permitido al común de los mortales.

Como no parecen ser conscientes de que no hay mayor mentira que la verdad a medias, no tienen reparos en afirmar que los padres costean los desplazamientos para los Campeonatos de España, aunque a buen seguro saben que lo que los padres tienen que hacer por desgracia es adelantar el dinero, que posteriormente se les devuelve todo o en su mayor parte. Pero esto no es un capricho de la Federación, sino la consecuencia lógica de la falta de subvenciones y su abono tardío, tal y como venimos padeciendo en los últimos años. Ni esta Federación ni ninguna otra puede siquiera soñar con costear los desplazamientos a la península, como no sea con las subvenciones que el Gobierno de Canarias asigne para tal fin. Si estas subvenciones fallan o llegan tarde, poco más se puede hacer.

Y terminamos el análisis de tan jugoso párrafo con el reproche de dejar a un lado la promoción deportiva. Es decir, que después de la organización de cinco exitosas ediciones de Juegos de Promoción Deportiva de Tenerife, auspiciados por el Cabildo tinerfeño, en la que la cantidad de niños participantes puede cifrarse en miles (350 asistieron a la jornada del pasado día 6 de diciembre), o después incluso de haber creado una licencia para promoción deportiva con una cuota casi un 35 % más baja que la que imperaba desde hacía años,  tenemos que oír semejante sandez.

A partir de aquí, sus ansias porque una especie de catástrofe se cierna sobre nuestro Taekwondo empiezan a manifestarse y nos anuncian cual agoreros diabólicos "dique seco y falta de campeonatos" para nuestros deportistas:

Ante esta falta de cobertura sanitaria, el tiempo juega en contra de los deportistas isleños que tienen su primera cita el próximo día 11 de enero con la celebración del Provincial Júnior, para a continuación, el Regional en la isla de Gran Canaria, el día 19 de enero. El mes de enero concluirá el día26 con el Regional Sénior. El 8 de febrero le tocará al Campeonato de España júnior y el  1 de marzo, el Campeonato de España sénior. Con este calendario por delante, los canarios no pueden permitirse dejar su preparación para afrontar las competiciones, a la espera de que la Federación Canaria logre gestionar una nueva póliza de seguros. La Regional está demostrando una vez más su escasa capacidad de reacción ante las dificultades, y en esta ocasión, al afrontar un problema del cual tienen conocimiento desde el pasado día 19 de diciembre.

Es una lástima que en su afán por dañar omitan que a 31 de diciembre, la fecha en que difunden su infecto manifiesto, la nueva póliza ya estuviera perfilada y que a partir del 1 de enero todos nuestros deportistas estuvieran cubiertos ante un eventual accidente deportivo. Pero donde deberían de decir que gracias a la eficaz gestión de la Federación Canaria el problema se resolvió en un tiempo record y sin traumas para los deportistas, prefieren soslayar el pequeño detalle de la solución para seguir elaborando su guiso de embustes.

Por si se echaba en falta que estos impresentables se erigieran en portavoces de afiliados, deportistas, padres, madres y hasta del apuntador, nos obsequian con este hermoso párrafo:

En su comunicado, el ente federativo defiende que lo sucedido es por causas ajenas a su voluntad. Sorpresa, confusión e indignación, por ese orden, son las sensaciones y sentimientos que han tenido los afiliados, así como padres y madres de deportistas menores de edad al descubrir que la Federación Canaria de Taekwondo no se ha mostrado vigilante con la correduría de seguros y que encima no asume su cuota de responsabilidad en tan lamentable circunstancia. Era obligación de la Regional conocer todos los pormenores del contrato de la póliza y de igual manera, de asegurarse de que la correduría cumpliera con sus obligaciones en tiempo y forma. En definitiva, permanecer vigilante.

De nada valen las explicaciones y tampoco lo extemporáneo de sus críticas, lo que vale aquí es el ensucia que algo queda...

Por último y aunque sea ya un tópico en su típica línea argumental, se quejan de opacidad informativa diciendo:

El deportista de a pie, que es el que sustenta económicamente a la federación, no tiene ni idea de que es lo que se hace con el dinero que se ingresa y mucho menos a qué se destina este dinero. La opacidad informativa de la Federación Canaria de Taekwondo ha generado un desconocimiento generalizado por parte de los deportistas, clubes, entrenadores, padres y madres sobre los presupuestos federativos, así como cualquier otra información detallada sobre la gestión, administrativa, presupuestaria, económica, organizativa y de planificación de la Regional.

Refugiados en su caverna viven en la convicción de que el resto de esta familia está igual de desinformada que ellos. El deportista de a pie sabe, si así lo ha querido, que el dinero de sus cuotas se destina fundamentalmente al pago de su seguro deportivo. Además, con parte de sus cuotas se sostienen las Federaciones, tanto  en el ámbito insular, como en el autonómico y nacional. Pero además y a base de minimizar dichos gastos, sus cuotas permiten que modestas Delegaciones como la tinerfeña puedan proveerse del material necesario para la organización de los campeonatos de su competencia. A título de ejemplo, podemos decir que el los últimos 4 años y desde que se ha instaurado el sistema de petos electrónicos, esta Delegación ha podido hacerse con equipos suficientes como para poder montar dos pistas de competición simultáneas. O también que el último año se ha adquirido un puzle homologado por la WTF para su uso en competiciones oficiales. Y esos ejemplos suponen un desembolso de más de 4500 € que han salido pura y exclusivamente de los fondos que esta Delegación maneja, sin tener que acudir a mendigar a la Federación Canaria como se hacía hasta no hace muchos años, o dependiendo del dinero público que tanto escasea en estos tiempos y que por tanto debe destinarse a fines de más trascendencia que la práctica deportiva. Es hasta cierto punto lógico que para quienes han vivido en tiempos de vacas gordas y que podían gastar el dinero de todos en fines difícilmente justificables, todo esto les suene a chino y piensen además que todo sigue igual que en sus tiempos, pero no, aquí hemos venido a reducir los gastos de la Delegación en más de un 90 % y así poder decir que el dinero que los clubes y deportistas nos asignan con sus cuotas, es gestionado con eficacia y no como en etapas anteriores en los que era un total dispendio.

No quisiera terminar sin pedir encarecidamente a todos los que aman este deporte, que en este año que comienza tengan como uno de sus objetivos la limpieza de nuestra casa. Empecemos por la propia estructura federativa y para ello no reparen en críticas constructivas que nos sirvan para corregir errores y mejorar en el futuro. Pero sigamos por los propios componentes de la familia del Taekwondo, donde resulta evidente que hay personas que están de más, que no buscan el bien de este deporte ni de las personas ligadas a él, sus críticas son totalmente destructivas y en su ideario está tanto el ahogar económicamente a la Federación y por ende a todos los que dependen de ella para su práctica deportiva, como el más absoluto fracaso de cualquier actividad deportiva que se pretenda organizar. Ya que no suman, no les permitamos que resten.


El Delegado.





 Santa Cruz de Tenerife, a 4 de enero de 2014